Literatura Infantil,  Maternidad y Crianza

Sobrevivir a una mudanza con niños pequeños

Ya llegó el momento. Estamos en plena mudanza y se nota en el ambiente. Los cambios nos cuestan a todos, grandes y pequeños, pero siempre nos preocupamos más por la adaptación de nuestros hijos que por la nuestra propia (como todo cuando eres madre/padre). En nuestro caso, no tenemos prisa por irnos, ya que ambas casas son de propiedad familiar, así que estamos empaquetando todas nuestras pertenencias a un ritmo pausado. En realidad, empezamos hace meses, y ahora que quedan menos de dos semanas para el gran día, ya nos estamos empezando a estresar, pero tenemos la mitad del trabajo hecho.

¿Cómo sobrevivir a una mudanza con niños pequeños?

-> El primer punto y el más lógico es preparar a los niños para el cambio de casa. Es importante que vean el sitio donde van a vivir y que se hagan una idea de cómo van a estar allí, que no les llegue de nuevo. En nuestro caso, había que hacer algunas reformas, y nuestros hijos nos han acompañado para ir viendo el progreso. Les encanta ver sus habitaciones, montar sus camas, empezar a traer algunos juguetes…

-> Hay que explicarles el motivo del cambio, con aclaraciones adecuadas a su edad. Que no piensen que es una decisión tomada a la ligera, que vean que hay un motivo y que lleguen a comprenderlo.

-> En una mudanza hay estrés, por qué negarlo, pero hay que intentar mostrar alegría e ilusión por el cambio, para que ellos se contagien de esta ilusión.

-> Los niños pueden participar a la hora de guardar los juguetes y ponerlos en cajas. Es un momento ideal para concienciarlos de que hay que dejar juguetes y pertenencias atrás, explicarles que ellos van creciendo, y quizás hay juguetes que servirían para otros niños y niñas, primos o amigos, y que les pueden hacer más falta. Les podemos decir que en la nueva casa se llevarán aquellas cosas que más importancia tengan para ellos, y que nos ayudarán a decidir dónde ponerlos.

-> Siempre y cuando sea posible, hay que dejar a los niños que participen en las decisiones de la nueva casa. Dónde poner los muebles, cómo decorar las paredes, qué colores escoger… Todas estas decisiones les harán sentir partícipes y les proporcionarán esa ilusión para estrenar un nuevo hogar el cual han ayudado a crear.

-> Podemos explicarles a nuestros hijos todas las cosas buenas que nos vamos a encontar en la nueva casa, siempre siendo realistas, sin idealizar el nuevo hogar. Aunque sea una mudanza forzada, seguro que encontraremos aspectos positivos que quizás en la otra casa no teníamos.

-> Hay que procurar mantener las rutinas que se seguían en la antigua casa, y volver a los horarios anteriores de desayuno, comida, hora del baño, hora del cuento… Los niños pequeños necesitan las rutinas para sentirse seguros y poder anticipar qué pasará, y en un nuevo hogar lo necesitarán todavía más.

-> Nosotros aprovecharemos para pasar a la pequeña de la cuna a la cama, pero sabemos que podrá tardar un tiempo en adaptarse. Hay que tener paciencia y acompañarles con mucha calma. La capacidad de adaptación de los seres humanos es sorprendente, y terminaran por aceptar los cambios. Si es con paciencia y naturalidad, lo aceptarán mucho mejor.

-> Relacionado con el punto anterior, hay que tener en cuenta que después de un cambio de casa no es el momento ideal para hacer grandes cambios en las vidas de los pequeños, como quitar el pañal o el chupete. Demasiados cambios en su ambiente pueden estresarles y hacerles retroceder en muchos de sus progresos, y hay que tenerlo presente.

Lecturas y cuentos para ayudarnos con las mudanzas

-> Es un buen momento para aprovechar y desechar todo aquello que guardamos y ni siquiera nos acordábamos que existía. Si no has usado una pertenencia en el último año, tírala. Probablemente, no la usarás nunca más. Estoy leyendo el libro de The Minimalists en el proceso, y me está ayudando a vaciar la casa y dejar cosas atrás.

-> Existen cuentos que hablan de mudanzas, nosotros estamos aprovechando para leerlos. Los pequeños se identifican con los personajes del libro y les está ayudando a ver que hay muchas familias que pasan por lo mismo.

999 hermanas ranas se mudan de charca

999-hermanas-ranas

Mi nueva casa

mi-nueva-casa

De mudanza por primera vez

de-mudanza-por-primera-vez

En Tom canvia de casa

-> Hago una mención especial a este libro, aunque es antiguo y no he sabido encontrarlo por la web, tiene una historia preciosa y toca el tema de la mudanza de una forma muy bonita y especial. Mi hijo lo está leyendo y le está encantando. ¡Ojalá lo podáis encontrar en alguna librería!

En Tom canvia de casa

En Tom Canvia de Casa

Bimadre de dos peques, amante de la fotografía y aprendiz de maestra.

5 Comments

  • Daniela

    Nosotros nos hemos mudado varias veces de casa e incluso de país y nos ha sorprendido lo bien que se adaptan los niñ@s a los cambios, mejor que nosotros. Me encanta todos los libros que has recomendado, son una excelente opción para abordar el tema de la mudanza con los peques y que expresen cómo se sienten.

  • Mamá de frutitos

    Cuántos libros interesantes sobre mudanzas para abarcar este tema con los niños y que les ayude con su propia mudanza y así contribuyan etc…

    Yo la verdad es que no he hecho mudanza con ellos, cuando nos mudamos Melocotón Iba en la tripa. Pero sí tiene que ser un poco loco. Por eso cuanta más ayuda mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *