Aceites Esenciales,  Maternidad y Crianza

Rutinas de tarde con niños y bebés con aceites esenciales

Las rutinas de tarde son un momento clave para los bebés. Después del ajetreo de todo el día, necesitan bajar revoluciones y prepararse para la hora de ir a dormir. Las rutinas les ayudan a anticiparse a lo que vendrá y llegar a la cama más tranquilos.

El aprendizaje de los bebés se basa en repeticiones, una tras otra, de la misma cosa, palabra o acción. Igual que los adultos, los pequeños se acostumbran a hacer las mismas cosas todos los días, o a adquirir ciertos hábitos, y nosotros podemos fomentar ese aspecto.

Los bebés no saben diferenciar los distintos momentos de un día igual que los adultos, así que tenemos que ayudarles a comprender que llega la hora del sueño, ya sea a través de un baño, un cuento, canciones, masajes o aceites esenciales.


Introducir los aceites esenciales en las rutinas de tarde


Mi tercera bebé está a punto de cumplir un año y tiene muchos despertares nocturnos. Pero es que además, hasta hace poco, se iba a la cama muy intranquila, muy nerviosa y con las revoluciones a mil por hora. Imagino que al ser cinco personas en casa, el ruido y el movimiento no son de lo más óptimo para que ella pueda ir bajando la marcha a medida que va oscureciendo.

Es por eso que decidí introducir los aceites esenciales en su rutina de tarde/noche. Y desde que lo hice, noté un cambio espectacular en ella. Ahora se va a la cama mucho más tranquila y sosegada, y nuestras noches no parecen una batalla campal hasta que logra dormirse.

Antes podía estarme perfectamente una hora para que se durmiera. Hasta que dije que eso no podía seguir así, y probé a introducir a nuestra rutina de tarde los aceites esenciales.

El sueño es evolutivo y por mucho que me empeñe en que duerma toda la noche, probablemente no lo hará si no está preparada. Pero sí que puedo intentar que se vaya a la cama más relajada y le venga el sueño profundo antes, y con los aceites esenciales lo he logrado. Los despertares nocturnos siguen, no os mentiré, pero se duerme mucho antes, va a la cama muchísimo más tranquila y relajada, y aguanta más horas dormida durante el primer período de sueño.


Nuestra rutina de tarde con aceites esenciales


A continuación, te explico cómo nos organizamos nosotros por las tardes, por si te sirve de ayuda, y cómo introducimos los aceites esenciales en las rutinas de nuestros niños y bebés.


1. Aceites esenciales para la hora del baño

Bañar a los bebés siempre a la misma hora puede ayudarles a empezar la rutina de noche y entender que empieza el momento de ir bajando las revoluciones. Pon unas gotitas de Lavanda o Manzanilla Romana en el agua de la bañera, mezcladas con sales de Epsom, que ayudan a dispersar los aceites. Vigila que tu bebé no ingiera el agua del baño.


2. Masaje relajante

Después del baño, puedes dar un masaje al bebé con aceites. Mezcla una o dos gotas de Lavanda y Manzanilla Romana en dos cucharas grandes de aceite portador, como el aceite de almendras dulces, y da un suave masaje por toda la piel del bebé. Esta mezcla es muy hidratante y la fragancia de los aceites ayudará al bebé a calmarse. Puedes probar los aceites antes en los pliegues de los codos o las muñecas para asegurarte de que no le dan reacción.

Otros aceites para masajes relajantes: Madera de Cedro, Naranja, la sinergia para niños Tummygize para la barriguita.

Puedes crear un bálsamo hidratante y relajante con manteca de karité, aceite de coco y unas pocas gotas de Lavanda, para hidratar la piel del bebé y calmar el ánimo.


3. Difusor de aceites esenciales

Cuando llegamos a casa por la tarde, ponemos el difusor del salón con aceite esencial de Naranja o de Lavanda.

Otros aceites que pueden venir bien para las horas de la tarde son: Mandarina, Ylang-Ylang, Manzanilla Romana, Bergamota, Madera de Cedro, Vetiver, Frankincense (incienso) o Stress Away.

Cuando ya se acerca la hora de ir a la cama, ponemos el difusor del Buho, que tiene música relajante y luces suaves, en la habitación donde dormirá la pequeña. En el difusor solemos poner Lavanda, Madera de Cedro, Frankincense (Incienso), Copaiba, Peace and Calming II o Dreamease, una sinergia de Young Living preparada especialmente para los más pequeños de la casa.


4. Roll-ons relajantes

Existen roll-ons ya preparados para calmar el ánimo de la marca Young Living pero también puedes prearar los tuyos propios. Algunas ideas para roll-ons relajantes que podemos aplicar en las plantas de los pies de los bebés: Peace and Calming, Tranquil, Manzanilla Romana, Madera de Cedro, Lavanda, Naranja con Stress Away, Gentle Baby, Seedlings Calm.


¿Cómo empezar con los aceites esenciales?

Si tu también quieres introducir los aceites esenciales a tu rutina, escríbeme y te cuento cómo puedes hacerlo. En este enlace podrás registrarte en la web de Young Living y, a parte de recibir aceites de calidad y puros 100%, contarás con un acompañamiento por mi parte para aprender a usarlos y sacarles el máximo provecho. Pero es que además, tendrás acceso a una maravillosa comunidad donde compartimos nuestras experiencias con los aceites esenciales, hacemos encuentros mensuales, talleres, recetas y muchísimas cosas más. ¡Te espero!





Lou, mamá de 3, maestra de infantil.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.