Educación / Actividades para niños,  Lectoescritura Infantil

Preescritura: ideas de actividades antes de dar un lapiz

Antes de que los niños y niñas puedan dominar cómo formar letras y escribir a mano, primero deben aprender habilidades básicas previas a la escritura.

Las líneas y los trazos que componen las letras y otras formas escritas son parte de las «habilidades previas a la escritura». Los niños y niñas practican y dominan estos pasos antes de aprender a escribir las letras del alfabeto. El método y la velocidad con la que los niños aprenden las líneas y los trazos depende de la edad de cada niño.

Existen una serie de actividades de preescritura que pueden ayudar a desarrollar estas habilidades y os voy a enseñar algunas de ellas.

¿Para qué sirve la preescritura?

  • Fortalece los músculos: Antes de que aprendan a escribir, hay que fortalecer los músculos de la mano y el brazo.
  • Acostumbra las manos: Hay que acostumbrar a los/as niños/as a la precisión y a las herramientas que requiere la escritura.
  • No son sólo trazos: Hay muchas actividades que podemos hacer antes de darles un lápiz. Estas actividades ayudan a dar forma física a sus ideas y son la base de la futura escritura.

Algunas ideas de actividades de preescritura

Existen muchas maneras de preparar a los peques a iniciarse en la escritura. Es muy importante seguir el ritmo de cada niño y niña, puesto que algunos mostrarán interés en la lectoescritura antes y otros después. Si estamos atentos/as, sabremos ver las señales y poco a poco podremos ir incorporando estas actividades en su día a día, en forma de juego y sin obligación alguna.

Uso de herramientas

El uso de distintas herramientas como tijeras escolares, perforadoras de papel o cuchillos de madera desarrolla la fuerza de las manos y la precisión.

Plastilina

Jugar con plastilina hace que los niños y niñas tengan que hacer fuerza con las manos para modelar la pasta, reforzando así su musculatura.

Actividades sensoriales

Jugar con arena, amasar galletas, explorar el entorno, recoger piedras… Ayuda a construir conexiones de la mano al cerebro, interiorizando así la sensibilidad y los nervios de los dedos y manos.

Construcciones y juegos de encajar

Jugar con bloques de construcción favorece la coordinación mano-ojo y la precisión, habilidades básicas para la posterior escritura. También son útiles los puzzles o aquellos juguetes de encajar anillas en un palo.

Trasvases

Facilitarles unos recipientes y diferentes elementos como arena, agua, arroz…. para realizar trasvases ayuda en la coordinación y la motricidad fina.

Pinzas con el dedo

Las pegatinas, los objetos pequeños, los imanes, los papeles o unas pinzas para coger objetos favorecen el desarrollo de la motricidad fina para lograr un trazo más preciso.

Pintura

Ya sea con un pincel o con los dedos, la pintura es una estupenda forma de expresión que, a parte de practicar el trazo, ayuda a los/as niños/as a plasmar sus ideas en papel.

Practicar los trazos

Paralelamente a estas actividades, se puede ir practicando con los trazos más básicos, en pizarras, cajas de arena, papeles… Lo ideal es tener pizarras de pie o papeles en la pared para poder empezar a dibujar y hacer trazados en vertical; de esta forma, reforzarán la musculatura del brazo y les será más fácil hacer líneas.

Lou, mamá de 3, maestra de infantil.

Deja un comentario

%d